Pensamiento Analítico, la competencia para resolver problemas

linkUncategorizedLeave a Comment

Pensamiento analítico

Comparte este Post

El pensamiento analítico es la capacidad y habilidad para resolver un problema. Es un pensamiento razonable y reflexivo que se centra en decidir qué hacer o en qué creer; y la relación existente entre ese problema y el entorno.

El rasgo distintivo de este tipo de pensamiento es que divide el objeto de estudio en partes más pequeñas que son identificadas, categorizadas y analizadas por separado, para obtener una respuesta o solución, trasladándola o aplicándola al todo.

  • El pensamiento analítico se fundamenta en evidencias y no en emociones.
  • Es cuestionador, pregunta “¿Qué?” y “¿Por qué?”. Recurre al análisis.
  • Es detallista y metódico. Desarrolla la habilidad de investigar y organiza los pensamientos con precisión y claridad.
  • Descompone las partes de un problema para entender su estructura y cómo se interrelacionan, pudiendo identificar lo relevante de lo irrelevante.

Tres particularidades del pensamiento analítico

1.- Es analítico

Disgrega las partes de un todo para analizar el significado de cada una de ellas, interesándose más por los elementos que por las relaciones.

2.- Es secuencial

Sigue pasos en secuencia para el análisis. Estudia linealmente, sin saltos ni alteraciones, cada una de las partes y las va incrementando hasta llegar a la solución.

3.- Es resolutivo

En todo momento está enfocado en la búsqueda de una solución. Ya sea para resolver un problema o para tomar una decisión.

Principales funciones del pensamiento analítico

El pensamiento analítico tiene muchas funciones, es de uso común en la escuela, sin embargo, en el mundo organizacional lo requerimos principalmente para las siguientes funciones:

Resolver problemas

Nos permite replantear o reformular un problema. Formular las hipótesis. Evaluar con base en evidencias las posibles causas y sus consecuencias y generar líneas de trabajo para resolver problemas.

Toma de decisiones

Ofrece un criterio lógico al recopilar información. Facilita el análisis de la situación actual (diagnóstico) y decidir sobre las posibilidades y sus impactos.

Concientizar procesos cognitivos

Permite desarrollar habilidades del pensamiento lógico, tales como: pensar ordenadamente, razonar, analizar, comparar, sintetizar, transferir, inferir, deducir y construir conocimiento. En otras palabras, nos da todo el andamiaje necesario para el aprendizaje.

Modelo de competencias y pensamiento analítico

Bajo el modelo de competencias, que usualmente es incorporado en las empresas e instituciones para optimizar su gestión, la competencia de pensamiento analítico es comúnmente usada en los cargos profesionales y técnicos que requieren resolver problemas y tomar decisiones.

Personas que trabajen en mejoramiento continuo, aseguramiento de calidad, análisis estratégico, planificación, gestión de la innovación, optimización de procesos, gestión de proyectos, compras, entre otras posiciones, requieren tener la competencia de pensamiento analítico para el mejor desempeño de sus funciones.

La competencia de Pensamiento Analítico se define como:

La capacidad de comprender una situación, identificar sus partes y organizarlas sistemáticamente con el objetivo de determinar sus interrelaciones y establecer prioridades para actuar”.

Algunos de los comportamientos de un pensador analítico son:

  • Identifica falta de información o de coherencia en la argumentación verbal o escrita.
  • Establece relaciones causa-efecto diferenciando múltiples causas y múltiples efectos.
  • Elabora conceptos a partir de elementos cualitativos.
  • Diseña el tipo de proceso adecuado para alcanzar los objetivos propuestos en situaciones concretas.
  • Utiliza métodos sofisticados de análisis de datos e interpreta los resultados. 
  • Al expresar sus ideas y conclusiones, se apoya en datos y los interrelaciona.
  • Identifica correctamente las ideas o conceptos principales de un texto complejo.
  • Establece relaciones que ordenan los elementos cualitativos.
  • Describe correctamente procesos no secuenciales.
  • Es capaz de expresar la información mediante tablas, esquemas y gráficos
  • Enumera ordenadamente los elementos de una situación.
  • Agrupa y describe conjuntos de elementos cualitativos en categorías
  • Describe correctamente procesos secuenciales.
  • Interpreta series sencillas de datos.

El pensamiento analítico es una competencia muy importante en la gestión profesional y hasta ahora ha sido subvalorada porque suponen que en general todos los profesionales la tienen y lamentablemente no es así.

Decisiones tomadas emocionalmente dan muestra de que razonar con evidencias, de forma lógica y secuencial no es lo más frecuente.

Capacitar en el pensamiento analítico y resolver problemas es cada día mas importante para la eficiente gestión empresarial.

Alejandro Rivera Prato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *