Banco líder de España, empodera a sus colaboradores y los motiva a enseñar a sus pares

Marianela DazaUncategorizedLeave a Comment

Comparte este post

BBVA, banco líder de España y con operaciones en más de 32 países, en busca de la innovación en el área de formación ideó un programa fuera de lo común para lograr la capacitación de sus empleados, que actualmente suman más de 130,000 empleados a nivel mundial.

Este banco puso en marcha un concepto innovador que se convirtió en una extensión de su campus, el BBVA Campus Wallet definida como una plataforma abierta de cursos y talleres tanto presenciales como online con la finalidad de impulsar la cultura de la formación continua.

La prueba piloto se lleva a cabo con 4,000 empleados de España y Argentina, la organización inventó el token, una moneda sin valor que le permite a los participantes comprar y ganar, adquirir el curso de su preferencia, este o no relacionado con su rol dentro de la empresa, contando con la oportunidad de ganar más tokens a través de dos herramientas: 1. Los cursos que están publicados en su catálogo no consumen tokens, y por cada hora de formación que realizan reciben tokens y 2. El colaborador puede adquirir tokens compartiendo su conocimiento en cualquier área por medio de cursos diseñados por ellos mismo, bajo la supervisión del departamento de formación del banco, la cantidad de tokens varía dependiendo de las horas y la cantidad de alumnos que estén inscritos en la sesión.

Lo interesante de este proyecto que lleva a cabo el BBVA son los resultados que han obtenido, según Pilar Concejo, quien es la responsable de Formación del BBVA, indica que 88% de los empleados han ingresado en la plataforma BBVA Campus Wallet y 60% ya ha realizado algún curso haciendo uso de sus tokens.

Otra de las ventajas que tiene la plataforma es que es multidispositivo y 20% de las entradas provienen de móviles en horarios fuera de oficina.

La plataforma también sirve como indicador de las necesidades actuales de los colaboradores, donde a través de métricas pueden evaluar cuáles son los cursos más demandados y las temáticas más solicitadas, esto permite actualizar el portafolio de cursos en función de las necesidades del sector y además los ayuda a reforzar competencias.

Dos conceptos claves muestran esta iniciativa, la flexibilidad de formarse y capacitarse al ritmo de cada quien, en las temáticas de interés del participante, así como la autonomía delegada en el personal para desarrollar otras capacitaciones que sean demandadas por sus compañeros.

Este modelo nos muestra como las empresas se están involucrando cada día más desde las gerencias de talento humano, demostrando que son pioneros en aceptar y adaptarse a los cambios del mundo actual y sobre todo en el tema de la digitalización.

Fuente: http://www.gref.org/nuevo/articulos/art_180718.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *