La gestión por competencia: Paso a paso

María José VerasteguíUncategorizedLeave a Comment

Comparte este post

¿Qué es la gestión por competencia?

La gestión por competencia es una herramienta muy utilizada en la gestión de personal empresarial, ajustada a las características claves del capital humano que forman parte de una empresa, y le permiten desarrollarse efectivamente dentro de su puesto de trabajo.

La gestión por competencia engloba una serie de pasos y tácticas que en conjunto consisten en “invertir en las personas como un valor altamente rentable y hacer evidente a éstas el interés de la empresa por su desarrollo personal y profesional” (Moreno, Pelayo, Vargas, 2.004).

Definición de competencia:

Se llama competencia a las características personales causalmente relacionadas con el desempeño óptimo en un puesto de trabajo.

El concepto de competencia está asociado al análisis de las actividades profesionales y al inventario de las características que se necesitan para cumplir las misiones que dichas actividades implican.

Las competencias se desarrollan a través de:

  • Conocimientos y habilidades relacionadas al puesto de trabajo.
  • Actitudes.
  • Valores.
  • Rasgos.
  • Motivaciones.

La autora Argentina Martha Alicia Alles, define la competencia como una característica subyacente de un individuo, causalmente relacionada con un estándar de efectividad y/o una performance superior en un trabajo o situación determinados.

Este es un concepto que ha cobrado particular importancia en el mundo empresarial durante los últimos años, generando múltiples modelos y sistemas que permiten a los departamentos de recursos humanos la gestión de su plantilla con base en aptitudes, intereses y rasgos de personalidad de sus integrantes.

Otras definiciones de competencia:

  • Características personales que posibilitan unos resultados superiores en un puesto, organización y cultura dadas. (Fernández, 1995).
  • Cualquier característica o dimensión del individuo que esté relacionada de forma directa con la eficacia en el desempeño de su puesto de trabajo. (Sánchez y Valldeperes, 1998).
  • Características personales que incluyen conocimientos (saber), aptitudes (saber hacer) y actitudes (querer hacer) y hacen que una persona tenga éxito en una empresa con su estrategia y cultura específica. (Cantera, 1999).
  • Características de las personas que tienen relación directa con la actuación de éxito y el rendimiento en el trabajo. En sentido amplio se componen de conocimientos, habilidades, motivos, rasgos de carácter, actitudes y comportamientos. (Arráiz, 2000).
  • Conjunto integrado de conocimientos, habilidades, motivos y rasgos que un individuo puede desplegar de forma organizada en relación con una actividad o conjunto de actividades dentro del marco organizativo. (Mamolar, 2001).

Haciendo un análisis de las anteriores concepciones, se puede afirmar que la competencia es “la unión integrada y armónica de los conocimientos (saber), habilidades (saber hacer) y actitudes (saber ser y estar), que son necesarios en el personal de una organización para que éste desempeñe adecuadamente una actividad laboral concreta”.

Pero también resalta la importancia de haber definido previamente las competencias dentro del contexto laboral en la que se aplicarán, ya que estas son específicas de los cargos a ocupar.

En próximos artículos, expondré como se implanta la gestión por competencias y como se identifican, miden y desarrollan.

Si estas interesados en implantar el modelo en tu empresa, solicita información de nuestros servicios.

Odalis Rojas Zambrano
Directora de Link Gerencial Dominicana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *