La capacitación cambió, nunca será como antes

linkUncategorizedLeave a Comment

Capacitacion-nunca-sera-como-antes

Comparte este post

Durante décadas, la capacitación presencial marcó la buena práctica de las organizaciones que desarrollaban y fortalecían el talento, creando -además- todo un entramado alrededor de la actividad que solía ser más costoso que la capacitación en sí.

En ese marco, se nos ocurrió que debíamos innovar llevando la capacitación presencial al formato online. Todo apuntaba a que era una excelente solución y una gran opción para los clientes.

Usando la tecnología, un equipo de desarrolladores y diseñadores de contenidos, creamos Formación Smart, una robusta plataforma con un amplio portafolio de los cursos más demandados, cargados de poderosos recursos multimedia, que le permitirían al participante eliminar las barreras de lugar y de tiempo, avanzar a su propio ritmo y a las empresas desarrollar y fortalecer las competencias de su talento con mayor calidad, pero sobre todo de forma muy económica.

Sin embargo, las empresas siguieron contratando la formación presencial y, en muy contados casos, optaron por la solución online.

La inercia, la costumbre y la cultura de hacer capacitación presencial se imponían ante la innovación y las ventajas del mundo online. Navegábamos contracorriente.

¿Qué pasará a partir de ahora?

Busquemos la respuesta en las experiencias históricas

Si pensamos en hitos históricos que han ocasionado dramáticos cambios, se identifican sucesos externos como guerras, crisis, terremotos, actos terroristas o pandemias que trajeron consigo cambios culturales y masivos, que acabaron convirtiéndose en cambios permanentes.

Pensemos en la Segunda Guerra Mundial; durante la guerra, los hombres debían dejar de trabajar y salir del país para luchar en la guerra, las mujeres se vieron forzadas a trabajar en fábricas y cambiar sus hábitos y costumbres.

Después de la guerra, el mundo se dio cuenta de que las mujeres no sólo trabajaron, sino que eran muy buenas en ello.

El movimiento de las mujeres no miró atrás desde 1950. Se incorporaron al trabajo y eso generó cambios en las ciudades, en el consumo y en los hábitos de las familias.

¿Ahora ocurrirá lo mismo?

Los acontecimientos de la pandemia por COVID-19, nos llevaron al confinamiento. Países completos pararon sus economías y se resguardaron por semanas; esto dio pie a que surgieran de forma natural las llamadas por Zoom o WhatsApp, se reconociera el teletrabajo y también el elearning para escuelas y universidades.

Afloró la tecnología para ayudar en la comunicación, el trabajo y la enseñanza.

El trabajo y la capacitación, nunca serán igual que antes. Ya cambiamos, probamos y experimentamos las ventajas y beneficios que nos da la tecnología en estos dos ámbitos.

Las empresas nunca más volverán a ver el trabajo igual que antes, se harán preguntas como: ¿podría hacer este trabajo desde casa?, ¿vale la pena el tiempo en traslados y gasto de combustible para una reunión que pudiera hacerse por Internet?, ¿vale la pena asistir a un curso si puedo hacerlo online desde casa y a mi propio ritmo?

Esta pandemia nos hizo cambiar y ya nada será como antes.

Alejandro Rivera Prato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *