Teletrabajo, una alternativa rentable frente al trabajo tradicional

linkUncategorizedLeave a Comment

Teletrabajo

Comparte este post

El teletrabajo, home office o trabajo a distancia  sigue presentándose como una alternativa eficaz, prometedora  y rentable frente al trabajo tradicional.

En tiempos de distanciamiento social, trabajar desde casa se ha convertido en el aliado de muchas empresas que buscan mantener su funcionamiento.

Pero, ¿qué es el teletrabajo?

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lo define como una forma de cumplir las labores de una empresa en un espacio alejado de una oficina central, valiéndose de las herramientas tecnológicas.

En otras palabras, los colaboradores no necesitan desplazarse hasta una oficina para llevar a cabo su trabajo, sino que desde cualquier lugar donde cuenten con un computador y una conexión a Internet, pueden cumplir sus funciones.

Mientras que el trabajo tradicional impone horarios fijos que deben ser cumplidos por los colaboradores y solo puede llevarse a cabo en la sede de la empresa, el teletrabajo suele manejar horarios flexibles de acuerdo con las necesidades del cargo o los resultados esperados, y permite hacerse desde cualquier lugar.

Beneficios del teletrabajo

Muchas empresas han entendido los beneficios del teletrabajo en el logro de sus objetivos. Reconocen que es un modelo rentable para afrontar diversos escenarios y que, sobre todo, impacta positivamente al colaborador. Conozcamos algunos de ellos:

Para el colaborador:

  • De cierta forma permite ajustar la vida familiar con la laboral.
  • Reduce los gastos en desplazamiento y el tiempo que invierte el colaborador en trasladarse si vive lejos de la oficina.
  • El estrés disminuye, mejora la salud.
  • La motivación y autorrealización aumentan, lo que se traduce en mayor productividad.
  • Permite el desarrollo de habilidades para gestionar el tiempo, entre otros.

Para la empresa

  • Los costes en infraestructura, papelería y otros materiales se reducen.
  • Genera entornos multiculturales y diversos.
  • Se reduce el absentismo laboral.
  • Hay un mayor control sobre los escritorios virtuales y el flujo de la información.

El teletrabajo permite implementar una nueva cultura organizacional, un nuevo estilo de liderazgo y dirección enfocado en el futuro, distanciándose, en cierta medida, del formato rígido que impera en el trabajo tradicional.

Nohemí Araque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *